“Desde casa leo poesía”

2020-04-14T13:11:46-04:00

El confinamiento tiene desesperado a gran parte de la población, ¿en qué estás invirtiendo este tiempo libre? Si eres escritor o poeta este contenido es exclusivo para ti. Estamos viviendo tiempos desbordados en profunda e inexplicable melancolía, pero si te encanta escribir, leer o realizar cualquier disciplina del arte, esta es una oportunidad apropiada para dedicarle tiempo especial a esas actividades que tanto amas.

“Desde casa leo poesía”2020-04-14T13:11:46-04:00

El médico que inmigró y se encontró con el Covid-19

2020-04-10T17:15:53-04:00

Por: Fabio Mendoza. Escritor y poeta nicaragüense. Residente en Costa Rica. "Los médicos no son inmune a las enfermedades, nuestras oraciones por ese ejército de hombres y mujeres vestidos de blanco que se están sacrificando por la humanidad en este momento del ataque del Covid-19".

El médico que inmigró y se encontró con el Covid-192020-04-10T17:15:53-04:00

Virus…$$

2020-03-31T09:42:08-04:00

Este es un relato de ficción subcontinental con algunos temas que de pronto un lector acucioso, otros le dirán supersticioso, podría asociar con la contagiosa realidad que por estos tiempos del olvido, en las alas del éter, vuela de montaña en montaña, de país en país, de continente a continente… de persona a persona.

Virus…$$2020-03-31T09:42:08-04:00

Carta de despedida para una amiga virtual

2020-03-30T18:56:43-04:00

Carta de despedida para una amiga virtual En nuestro planeta tierra sólo dos personas viven sin preocupaciones; los que no han nacidos y los fallecidos, sino encuentras las fuerzas y vigor suficiente para superar esta prueba del presente difícilmente podrás adquirir gigantescas ganancias en tu vida.

Carta de despedida para una amiga virtual2020-03-30T18:56:43-04:00

El “maestro mil amores”, falleció sin ver impreso sus versos

2020-03-21T00:24:29-04:00

Este mundo urge de personas más solidarias, globalmente necesitamos vivir en mayor igualdad, menos desprecio y mutuo respeto sin importar; país, idioma, color de piel, religión, política, profesión, etc. Lo que debemos comprender continuamente es que todos tenemos derecho a ser felices, seamos menos egoístas y más humanos, todos necesitamos de todos.

El “maestro mil amores”, falleció sin ver impreso sus versos2020-03-21T00:24:29-04:00

Conversaciones con mi nieto

2020-01-31T00:35:35-05:00

Como a todos casi nos pasa al volvernos abuelos, ¡o eso creo!, o escuché por ahí, al llegarme el sorpresivo turno… ¡humanos sentimientos encontrados me rasguñaron por dentro el pecho! No obstante, desde cuando lo tuve entre mis brazos, esa primera y mágica vez, y me miró, como si fuésemos viejos conocidos, hospedándose en lo más recóndito de mi existir, lo escuché. Me habló con ese rayito de luz escapado de sus incólumes pupilas: —Abuelo, soy el complemento de tu vida, así como la prolongación de tu existencia...

Conversaciones con mi nieto2020-01-31T00:35:35-05:00

El magistrado

2019-12-26T12:15:46-05:00

Esa tarde solo quería caminar por ahí, por las calles del centro histórico de aquella ciudad subcontinental. Solo eso y, tal vez, leer en los rostros de los anónimos transeúntes capitalinos, como es mi involuntaria costumbre, historias de angustias represadas, pecados guardados, calladas ambiciones, así como candentes iras sociales por mucho tiempo aguantadas, pero a punto de estallar ante cualquier inesperado como insulso chispazo. Sí, solo eso quería, nada más.

El magistrado2019-12-26T12:15:46-05:00

Cuatro doctores y un campesino

2019-11-29T22:02:08-05:00

Tras casi cincuenta años de asfixiantes trabajos forzados en la atafagada ciudad capital de aquel país subcontinental, en vías de desarrollo desde hace más de doscientos años, y único en el planeta tierra, cuatro prestigiosos profesionales de diversas disciplinas decidieron refundirse, de manera parcial, en compañía de sus respectivas parejas.

Cuatro doctores y un campesino2019-11-29T22:02:08-05:00

Con la esperanza viva

2019-09-30T23:11:45-04:00

Tal vez fueron más de cien compatriotas cercanos a Ángel los que lograron aferrarse y guarecerse, a su manera, en la impersonal y fría metrópoli, ciudad capital del vecino país que lo acogió. Lo consiguieron gracias a la incógnita, solidaria y desinteresada gestión “diplomática y humanitaria” de aquel espigado cincuentón de oscura tez...

Con la esperanza viva2019-09-30T23:11:45-04:00

Lágrimas sobre París

2019-08-22T13:25:19-04:00

Varias semanas llevaba sin ver a Gertrudis Magola, unos siete años menor que yo. A ella le incomoda este segundo nombre, como a mí también el Rosana. Somos compañeras de danzas en el salón cultural del barrio desde hace unos tres años...

Lágrimas sobre París2019-08-22T13:25:19-04:00