Lo que debe saber

  • No conocemos el origen exacto del brote actual de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19), pero sabemos que se originó en un animal, probablemente un murciélago.
  • Por el momento no existe evidencia de que los animales tengan un papel importante en la propagación del virus que causa el COVID-19.
  • Con base en la información limitada disponible hasta la fecha, el riesgo de que los animales transmitan el COVID-19 a las personas se considera bajo.
  • Se deben realizar más estudios para comprender si diferentes animales podrían resultar afectados por el COVID-19 y de qué manera.
  • Seguimos aprendiendo acerca de este virus, pero todo parece indicar que en algunas situaciones las personas pueden transmitirlo a los animales.

Los coronavirus son una familia grande de virus. Algunos coronavirus causan enfermedades similares al resfriado en las personas, mientras que otros provocan enfermedades en ciertos tipos de animales, como el ganado vacuno, los camellos y los murciélagos. Ciertos coronavirus, como los coronavirus caninos y felinos, infectan solo a animales y no infectan a los seres humanos.

Riesgo de que los animales propaguen el virus que causa el COVID-19 a las personas
Ciertos coronavirus que infectan a los animales pueden propagarse a los seres humanos para luego propagarse entre las personas, pero es muy raro que suceda. Esto es lo que pasó con el virus que causó el brote actual del COVID-19, ya que probablemente el virus se originó en los murciélagos. Las primeras infecciones notificadas estuvieron vinculadas a un mercado de animales vivos, pero el virus ahora está propagándose de persona a persona.

El virus que causa el COVID-19 se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotitas respiratorias cuando alguien tose, estornuda o habla. Según estudios recientes, las personas infectadas pero que no tienen síntomas posiblemente también contribuyan a propagar el COVID-19. Por el momento no existe evidencia de que los animales tengan un papel importante en la propagación del virus que causa el COVID-19. Con base en la información limitada disponible hasta la fecha, el riesgo de que los animales transmitan el COVID-19 a las personas se considera bajo. Se deben realizar más estudios para comprender si diferentes animales podrían resultar afectados por el COVID-19 y de qué manera.

Riesgo de que las personas propaguen el virus que causa el COVID-19 a los animales
Seguimos aprendiendo acerca de este virus, pero todo parece indicar que en algunas situaciones las personas pueden transmitirlo a los animales, especialmente luego de estar en contacto cercano con una persona enferma con COVID-19.

Para obtener información sobre cómo proteger a las mascotas de una posible infección con SARS-CoV-2, vea Si tiene mascotas.

Animales que pueden ser infectados por el virus que causa el COVID-19
Sabemos que los gatos, perros y otros tipos de animales pueden ser infectados por el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19, pero aún no conocemos la totalidad de los animales que pueden ser infectados. Se ha reportado la existencia de animales que fueron infectados por el virus en todo el mundo.

  • Se ha notificado una pequeña cantidad de casos de gatos y perros que han sido infectados por el virus en varios países, incluidos los Estados Unidos. La mayoría de estas mascotas se enfermaron luego de tener contacto con personas con COVID-19.
  • Varios leones y tigres de sitio externo del zoológico de Nueva York dieron positivo para el SARS-CoV-2 después de mostrar signos de enfermedad respiratoria. Los funcionarios de salud pública creen que estos felinos grandes se enfermaron por haber estado expuestos a un empleado del zoológico infectado con SARS-CoV-2. Todos estos felinos grandes se han recuperado por completo.
  • Se ha descubierto recientemente la presencia del SARS-CoV-2 en visones (que están estrechamente relacionados con los hurones) en varias granjas de los Países Bajos. Los visones mostraron signos respiratorios y gastrointestinales; las granjas también registraron un incremento en la muerte de visones. Dado que algunos trabajadores de estas granjas tenían síntomas de COVID-19, es probable que los granjeros infectados fueran la fuente de infección en los visones. Algunos gatos en varias granjas de visones también desarrollaron anticuerpos para el virus, lo que sugiere que han estado expuestos al virus en algún momento. Los funcionarios de los Países Bajos están investigando la conexión entre la salud de las personas y los animales además del entorno en estas granjas de visones.

Los CDC, el USDA y funcionarios estatales de salud pública y sanidad animal están trabajando en algunos estados para llevar adelante una vigilancia activa del SARS-CoV-2 en mascotas, incluidos gatos, perros y otros mamíferos pequeños, que tuvieron contacto con una persona con COVID-19. A estos animales se les están realizando pruebas de detección de infección por SARS-CoV-2, además de analizarlos para ver si desarrollan anticuerpos para el virus. Este trabajo se está realizando para ayudar a comprender mejor cuán común puede ser la infección por SARS-CoV-2 en mascotas, además del posible rol de las mascotas en la propagación del virus.

COVID-19 e investigación en animales

La investigación acerca del SARS-Cov-2 en animales es limitada, pero se están realizando estudios para obtener más información acerca de cómo este virus puede afectar a diferentes animales.

  • Investigaciones recientes muestran que los hurones, los gatos y los hámsteres sirios dorados pueden ser infectados por el virus de manera experimental y pueden propagar la infección a otros animales de la misma especie en entornos de laboratorio.
  • Una serie de estudios ha investigado a los primates no humanos como modelos para infecciones en seres humanos. Los macacos rhesus, macacos cangrejeros, totas y los monos titíes comunes pueden infectarse por SARS-CoV-2 y enfermarse en un entorno de laboratorio.
  • Los ratones, cerdos, pollos y patos no parecen infectarse o propagar la infección con base en los resultados de estos estudios.
  • Los datos de un estudio sugieren que algunos perros pueden ser infectados pero podrían no propagar el virus a otros perros tan fácilmente en comparación con los gatos y los hurones, los cuales pueden propagar el virus fácilmente a otros animales de la misma especie.

Estos hallazgos se basaron en una cantidad pequeña de animales y no indican si los animales pueden propagar la infección a las personas. Se deben realizar más estudios para comprender si diferentes animales podrían resultar afectados por el COVID-19 y de qué manera.

Fuente: NC Department of Health and Human Services

Revista Latina NC, espacio digital dedicado a promover actividades culturales, sociales y de negocios de nuestra comunidad latina, a través de sus distintas asociaciones, instituciones y agrupaciones socio-culturales en North Carolina.

Te invitamos a conocerla y a formar parte de ella. Contáctanos

#revistalatinanc #NCDHHS #COVID19 #coronavirus #CarolinadelNorte #NorthCarolina #pandemia #QuedateEnCasa #StaySafe #Comunidad #latinosenCarolinadelNorte #prevencioncovid19 #propagacioncovid19 #pruebascovid #covid-19ylosanimales #mascotas #caninos #felinos