DENTRO Y FUERA
Por Rosario Martínez
Dentro:
Gemidos de angustia y crujir de dientes,
lloran a sus muertos, que se llevó el mal:
¡Invisible, peligroso, cruel y letal!
Hoy se cuentan por miles todos los dolientes.

Están refugiados, suplican piedad,
se estrujan las manos y claman al cielo,
piden clemencia y sufren su duelo.
Es tiempo de miedo, muerte y soledad.

Fuera:
El aire no teme, el mar descansa.
El pájaro vuela, el gran ciervo pasta.
No teme el sol, el río corre y canta.

El árbol retoña, la rosa florece,
camina el tiempo, la noche anochece.
El mundo se calla y el hombre… perece.