La Barbie mexicana

Durante la Colonia, gran parte de la sociedad mexicana no podía acceder a los costosos objetos europeos, en especial los juguetes. Las muñecas de porcelana se convirtieron, en estas circunstancias, en un lujo solo para ricos, mientras el resto de la población se conformaba con juguetes de otros materiales. A inicios del siglo XIX, se crearon en el centro del país, muñequitas hechas con cartonería, de distintas formas y colores, como una alterativa para competir con estos juguetes. No se sabe dónde o cuándo nacieron, pero se produjeron en grandes cantidades, sobre todo en Ciudad de México y Guanajuato. Aunque esta tradición inició espontáneamente en los hogares mexicanos, con el paso del tiempo los diseños se unificaron hasta adoptar la forma que hoy todos conocemos.

¡Lupita una muñeca con más de 200 años de historia!

Espera más de Conexión Cultural en Revista Latina NC.

INSTAGRAM: @conexion_cultural
FACEBOOK: conexionculturalmexico
YouTube: Conexión Cultural México
PÁGINA WEB: www.conexionculturalmex.com

#revistalatinanc #conexioncultural #conexionculturalmexico #animalesenpeligrodeextincion #cultura #culturamexicana #mexicanosenelextranjero #Mexico #Oaxaca #quesillo #gastronomia #muñecalupita #cartoneria #juguetes #guanajuato #historia #sociedadmexicana #muñecasporcelana